Que no cunda el pánico

Ceder a la tentación puede ser parte del proceso. Si sucediera, no se torture - existen muchas maneras de retomar el camino.

Si se ha fumado uno o dos cigarrillos o incluso ha vuelto a fumar, no sea demasiado duro consigo mismo. Muchos exfumadores intentaron dejarlo varias veces antes de conseguirlo, así que no se preocupe. Un desliz no significa un fracaso. Tan solo siga adelante y conseguirá llegar a la meta. Lea nuestros consejos para retomar el camino.

Una pequeña recaída

Si sólo ha fumado uno o dos cigarrillos, ¡haga todo lo posible por no fumar ninguno más! Deshágase del tabaco y del encendedor y, si es posible, aléjese de las situaciones que le llevan a fumar. Su intento de dejar de fumar no ha terminado y los beneficios obtenidos no necesariamente se han perdido. Lo importante es conocer en qué situaciones le cuesta más trabajo no fumar, como por ejemplo, las fiestas o los descansos en el trabajo, para desarrollar maneras de superarlas.

Pero lo más importante es no torturarse. Felicítese por todas las veces que no ha fumado desde que empezó y recuerde: con cada cigarrillo que no se fume, habrá logrado una pequeña victoria, que se irán sumando para lograr el triunfo definitivo.

Una recaída media

Si se ha fumado algunos cigarrillos, párese a pensar qué le llevó a hacerlo. ¿Fue por una costumbre, como ir a un bar, o quizás por una situación estresante? Aprenda de sus errores y tendrá menos probabilidades de cometerlos en otra ocasión.

Un simple ejercicio de respiración puede ayudarle a mantener la calma, aunque puede hacer otras muchas cosas, como ensayar mentalmente el modo de enfrentarse a esa situación la próxima vez.

Una gran recaída

Si ha vuelto a fumar como antes, párese a pensar más detenidamente. Cuando vuelva a estar seguro de su compromiso, elija una nueva fecha para dejar de fumar. Prepárese para intentarlo de nuevo y recuerde sus motivaciones. Considere cuál es para usted la mejor manera de dejar de fumar.

Después examine en qué ocasiones logró evitar la tentación y qué situación le llevó a abandonar. Anote todas las experiencias positivas de las que pueda aprender y piense en ellas hasta que llegue la fecha elegida. Recuerde, ¡cuanto más lo intente, más probabilidades tendrá de triunfar!

 

Si flaquea en alguna ocasión, no se asuste. Deberá recomponerse, aprender del error y seguir adelante.

Artículos relacionados

Dejar de fumar, ¿solo o acompañado?

Sea cual sea su planteamiento para dejar de fumar, por su cuenta o con algún amigo, lo importante es que escoja el que mejor le funcione y que siga intentándolo, incluso aunque se equivoque.
Haga clic aquí

Sección no susceptible de revisión por la Dirección General de Farmacia y Productos Sanitarios.
X