Deje de fumar y empiece a ahorrar

Dejar de fumar puede reportar enormes beneficios económicos. Con la táctica adecuada, podrá ver cómo sus ahorros crecen cada vez más...

Para muchos fumadores, el dinero es un excelente incentivo para dejar de fumar, y con razón. Los beneficios económicos que se obtienen al dejar el tabaco pueden ser sorprendentemente sustanciales. Piense lo que gasta al día, a la semana, o incluso al año en tabaco. Por ejemplo, si paga 4 € por cada paquete de 20 cigarrillos y se fuma un paquete diario, estará gastando unos 28 € semanales. O lo que es lo mismo, ¡cerca de 1.500 € al año!

Es posible que quiera disfrutar de ellos a corto plazo, o bien ser precavido y guardarlos para cualquier imprevisto en el futuro. Decida lo que decida, la primera tarea es convertir la teoría en realidad y ¡empezar a ahorrar! Estas son algunas maneras de hacerlo.

Un euro por cada deseo incontrolable de fumar

Dejar de fumar le proporcionará beneficios económicos de inmediato, así que podrá apreciar enseguida por qué es una buena idea. Con la táctica adecuada, podrá ver crecer sus ahorros cada vez más. Cada vez que tenga ganas de fumar, en lugar de ceder al deseo, ponga un euro en una caja o hucha - cualquier sitio donde el dinero esté seguro y a mano para cuando lo necesite. Puede ser una buena forma de ahorrar y le sorprenderá con qué rapidez se acumula el dinero.

Excelente para... ver el dinero que ahorra cada día y que podrá gastar en pequeños caprichos, como una salida al cine, una camisa nueva o una noche con los amigos.

Ingréselo en el banco cada mes

Dejar de fumar también puede ayudarle a ahorrar para algunas compras más sustanciales con una rapidez sorprendentemente. Al dejar de fumar, sus ahorros pueden crecer en un período relativamente corto de tiempo y significar una diferencia real. Calcule cuánto gasta al mes en tabaco. Abra una cuenta de ahorro nueva y transfiera a ella esa suma una vez al mes (posiblemente el día de cobro). Si abre una cuenta de ahorro a la que no pueda acceder durante un tiempo determinado, no se podrá gastar los ahorros. Para facilitar las cosas, ordene una transferencia periódica de forma que el pago se realice automáticamente.

Excelente para... apartar algo de dinero cada mes para ese ordenador nuevo o esas vacaciones que lleva tiempo deseando.

Consolide sus ahorros

Dejar de fumar también podría cambiar su situación financiera a largo plazo. Por ejemplo, podría aumentar la cuota mensual de su hipoteca por el importe que se habría gastado en tabaco al mes. Ese dinero realmente se nota y podría tener su casa pagada mucho antes que si hubiera seguido fumando. También puede emplear ese dinero para devolver antes cualquier préstamo o pagar una parte mayor de la tarjeta de crédito.

Excelente para... liquidar cualquier deuda mucho antes.

Ahorrar para el futuro

Tenga la edad que tenga, dejar de fumar ahora podría permitirle vivir más desahogadamente – y de forma más divertida – cuando sea mayor. Ahorrar el dinero que estaría gastando en tabaco es una excelente manera de asegurarse una vida mejor en la jubilación. También podría ahorrar para el futuro de otra persona abriendo una cuenta, por ejemplo, para su hijo o su nieto. Por supuesto, ¡puede dejar algo para usted!

Excelente para... sentir la agradable sensación de estar preparado para disfrutar el futuro. Podría gastar parte de esos ahorros en ese crucero que siempre ha querido hacer.

 

Cuando convierta la teoría en realidad, empezará rápidamente a ahorrar y podrá comprobar los impresionantes beneficios económicos que le reporta.

 

Artículos relacionados

Sacar el máximo partido del momento

La fecha elegida para empezar a dejar de fumar puede ser la clave.
Haga clic aquí

Sección no susceptible de revisión por la Dirección General de Farmacia y Productos Sanitarios.
X